Calificación:
  • 0 voto(s) - 0 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

Manipulación en la COPE: denuncia el "agravio" a la Iglesia por tener que pasar por e
#1

MACRO/VIDA
[Imagen: 0000001363.jpg] Manipulación en la COPE: denuncia el "agravio" a la Iglesia por tener que pasar por el "referendum" del IRPF
¡Y hace creer que sólo recibe 150 millones de euros cuando son más de 5.000!
ELPLURAL.COM
El vicesecretario para Asuntos Económicos de la Conferencia Episcopal, Fernando Giménez Barriocanal lamentó que la financiación de la Iglesia esté sometida a “un referéndum en el que cada contribuyente decide si la Iglesia recibe dinero y cuánto dinero recibe”. Lejos de estar en una situación de privilegio, dijo, resulta un agravio. Por primera vez en nuestro país, la confesión católica no recibirá una cuota fija de la Agencia Tributaria (150 millones de euros en el anterior ejercicio), sino que se le asignará solo la parte correspondiente a los contribuyentes que marquen su casilla en la declaración de la renta. Federico Jiménez Losantos y Pedro J. Ramírez no ahorraron en críticas al Gobierno por no financiar la labor social de la Iglesia, obviando que la Administración Central y las locales aportan, al margen de los ingresos tributarios, grandes partidas presupuestarias a los conciertos educativos, sanitarios y sociales con la Iglesia.
<!-- &ldquo;Los contribuyentes deciden cu&aacute;nto va a recibir la Iglesia del Estado, porque ya no hay una cantidad fija. Si la cantidad que hemos recibido del Estado, 150 millones de euros, es m&aacute;s de lo que nos dan los contribuyentes marcando la casilla, se devolver&aacute; la diferencia, explic&oacute; Gim&eacute;nez Barriocanal durante su intervenci&oacute;n en la COPE, en la que inst&oacute; a los cat&oacute;licos a marcar la casilla de la Iglesia en el IRPF. Y es que, por primera vez, la Administraci&oacute;n no dar&aacute; esa cantidad fija de 150 millones a la Iglesia, sino solo lo que le corresponda con las aportaciones de los creyentes.

&quot;El Estado no podr&iacute;a por s&iacute; mismo&quot;
El director del programa, Federico Jim&eacute;nez Losantos, y el periodista Pedro J. Ram&iacute;rez, tertuliano habitual, no dudaron en hacer demagogia con esta situaci&oacute;n. El director de El Mundo, que asegur&oacute; haber estado en su momento a favor de que s&oacute;lo los cat&oacute;licos financiasen tributariamente a la Iglesia, advirti&oacute; que la instituci&oacute;n ejerce &ldquo;una tarea de inter&eacute;s general de la que se beneficia la sociedad al margen de sus creencias&rdquo;. &ldquo;&iquest;Qui&eacute;n se va a ocupar de los ancianos, de cuidar a determinados enfermos, como se van a apoyar? El Estado no podr&iacute;a por s&iacute; mismo llegar a cubrir todo esto&rdquo;, lament&oacute;.

M&aacute;s de 5.000 millones del Estado
Sin embargo, en ning&uacute;n momento de la entrevista se lleg&oacute; hasta el fondo del asunto: esta labor social de la Iglesia ya est&aacute; financiada por el Estado al margen de la aportaci&oacute;n a trav&eacute;s del IRPF. De hecho, el pasado a&ntilde;o, la Administraci&oacute;n Central, junto con las auton&oacute;micas y locales, invirti&oacute; unos 5.057 millones de euros en la financiaci&oacute;n de actividades de la Iglesia, de los cuales solo 150 millones proven&iacute;an de la declaraci&oacute;n de la renta, que son los ingresos fijos que desaparecer&aacute;n en este ejercicio. S&oacute;lo en exenci&oacute;n de impuestos, el Estado ya le ahorra a la Iglesia una cifra muy superior a los ingresos del IRPF: unos 750 millones de euros.

Los distintos ingresos
Seg&uacute;n Barriocanal, &ldquo;la casilla de la renta supone una parte peque&ntilde;a de la financiaci&oacute;n de la Iglesia, en torno al 20 o 25 por ciento&rdquo;. El resto, seg&uacute;n sus palabras, &ldquo;proviene de la aportaci&oacute;n directa de los fieles&rdquo;. Al vicesecretario econ&oacute;mico de la Conferencia Episcopal se le olvidan las partidas presupuestarias del Estado para pagar, por ejemplo, conciertos educativos, actividad social, centros hospitalarios y salarios de religiosos, entre otros ingresos.

Inversi&oacute;n en educaci&oacute;n
En el tema educativo, por ejemplo, los cerca de 2.400 centros cat&oacute;licos concertados obtienen subvenciones que rondan los 3.500 millones de euros, y el erario p&uacute;blico paga los sueldos de sus cerca de 81.000 docentes. Adem&aacute;s, los profesores que imparten la asignatura de Religi&oacute;n, ya sea en centros p&uacute;blicos, privados o concertados, son elegidos por la Conferencia Episcopal, pero pagados por el Estado, que invierte en ellos unos 600 millones de euros cada a&ntilde;o.

A estos gastos habr&iacute;a que sumar los de las siete universidades vinculadas a distintas &oacute;rdenes religiosas que hay en nuestro pa&iacute;s, las 15 facultades eclesi&aacute;sticas, 41 centros teol&oacute;gicos, 11 colegios universitarios, 55 escuelas universitarias y 72 institutos superiores que reciben financiaci&oacute;n p&uacute;blica.

Actividad hospitalaria
La Administraci&oacute;n tambi&eacute;n paga la actividad hospitalaria que realiza la Iglesia a trav&eacute;s de los hospitales concertados, ambulatorios y dispensarios, a los que dedica unos 235 millones de euros. Adem&aacute;s financia sus centros de ancianos y discapacitados y los orfanatos (876 y 937 millones respectivamente), entre otros centros de cuidados.

ONG y patrimonio
La actividad social de la Iglesia tambi&eacute;n recibe subvenciones estatales a trav&eacute;s de la organizaci&oacute;n C&aacute;ritas, y de diversas ONG como Manos Unidas, y entidades como la Hermanitas de los Ancianos Desamparados o las Hijas de la Caridad de San Vicente de Pa&uacute;l. Y del mismo modo, se subvenciona el sostenimiento del patrimonio art&iacute;stico y cultural que tiene la Iglesia en sus 280 museos, 103 catedrales y m&aacute;s de mil monasterios. El a&ntilde;os pasado el Estado invirti&oacute; solo en obras de conservaci&oacute;n y reforma de estos bienes m&aacute;s de 200 millones de euros.

Financiaci&oacute;n con el IRPF
Por si estos datos no fueran suficientes, Losantos y sus tertulianos obviaron tambi&eacute;n el modo en que la Iglesia recibe el dinero del IRPF: cada cat&oacute;lico que marca la casilla de la Iglesia no aporta el ni un solo euro de su bolsillo al IRPF, sino que es el Estado el que cede el 0,7 de esos impuestos a la Conferencia Episcopal: el contribuyente da de este modo solo un 99,3 por ciento de sus impuestos a la Administraci&oacute;n, y no el 100 por cien como el resto.

Sobrefinanciaci&oacute;n
Pese a las cr&iacute;ticas de la COPE, el Ejecutivo socialista dio, durante sus dos primeros a&ntilde;os de gobierno, seis millones de euros m&aacute;s que durante el mandato popular. Al suprimir la asignaci&oacute;n fija de 150 millones del IRPF, la Administraci&oacute;n solo eliminar&aacute; una sobrefinanciaci&oacute;n de m&aacute;s de 40 millones de euros que ha tenido la Iglesia hasta ahora.
-->“Los contribuyentes deciden cuánto va a recibir la Iglesia del Estado, porque ya no hay una cantidad fija. Si la cantidad que hemos recibido del Estado, 150 millones de euros, es más de lo que nos dan los contribuyentes marcando la casilla, se devolverá la diferencia, explicó Giménez Barriocanal durante su intervención en la COPE, en la que instó a los católicos a marcar la casilla de la Iglesia en el IRPF. Y es que, por primera vez, la Administración no dará esa cantidad fija de 150 millones a la Iglesia, sino solo lo que le corresponda con las aportaciones de los creyentes.

"El Estado no podría por sí mismo"
El director del programa, Federico Jiménez Losantos, y el periodista Pedro J. Ramírez, tertuliano habitual, no dudaron en hacer demagogia con esta situación. El director de El Mundo, que aseguró haber estado en su momento a favor de que sólo los católicos financiasen tributariamente a la Iglesia, advirtió que la institución ejerce “una tarea de interés general de la que se beneficia la sociedad al margen de sus creencias”. “¿Quién se va a ocupar de los ancianos, de cuidar a determinados enfermos, como se van a apoyar? El Estado no podría por sí mismo llegar a cubrir todo esto”, lamentó.

Más de 5.000 millones del Estado
Sin embargo, en ningún momento de la entrevista se llegó hasta el fondo del asunto: esta labor social de la Iglesia ya está financiada por el Estado al margen de la aportación a través del IRPF. De hecho, el pasado año, la Administración Central, junto con las autonómicas y locales, invirtió unos 5.057 millones de euros en la financiación de actividades de la Iglesia, de los cuales solo 150 millones provenían de la declaración de la renta, que son los ingresos fijos que desaparecerán en este ejercicio. Sólo en exención de impuestos, el Estado ya le ahorra a la Iglesia una cifra muy superior a los ingresos del IRPF: unos 750 millones de euros.

Los distintos ingresos
Según Barriocanal, “la casilla de la renta supone una parte pequeña de la financiación de la Iglesia, en torno al 20 o 25 por ciento”. El resto, según sus palabras, “proviene de la aportación directa de los fieles”. Al vicesecretario económico de la Conferencia Episcopal se le olvidan las partidas presupuestarias del Estado para pagar, por ejemplo, conciertos educativos, actividad social, centros hospitalarios y salarios de religiosos, entre otros ingresos.

Inversión en educación
En el tema educativo, por ejemplo, los cerca de 2.400 centros católicos concertados obtienen subvenciones que rondan los 3.500 millones de euros, y el erario público paga los sueldos de sus cerca de 81.000 docentes. Además, los profesores que imparten la asignatura de Religión, ya sea en centros públicos, privados o concertados, son elegidos por la Conferencia Episcopal, pero pagados por el Estado, que invierte en ellos unos 600 millones de euros cada año.

A estos gastos habría que sumar los de las siete universidades vinculadas a distintas órdenes religiosas que hay en nuestro país, las 15 facultades eclesiásticas, 41 centros teológicos, 11 colegios universitarios, 55 escuelas universitarias y 72 institutos superiores que reciben financiación pública.

Actividad hospitalaria
La Administración también paga la actividad hospitalaria que realiza la Iglesia a través de los hospitales concertados, ambulatorios y dispensarios, a los que dedica unos 235 millones de euros. Además financia sus centros de ancianos y discapacitados y los orfanatos (876 y 937 millones respectivamente), entre otros centros de cuidados.

ONG y patrimonio
La actividad social de la Iglesia también recibe subvenciones estatales a través de la organización Cáritas, y de diversas ONG como Manos Unidas, y entidades como la Hermanitas de los Ancianos Desamparados o las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl. Y del mismo modo, se subvenciona el sostenimiento del patrimonio artístico y cultural que tiene la Iglesia en sus 280 museos, 103 catedrales y más de mil monasterios. El años pasado el Estado invirtió solo en obras de conservación y reforma de estos bienes más de 200 millones de euros.

Financiación con el IRPF
Por si estos datos no fueran suficientes, Losantos y sus tertulianos obviaron también el modo en que la Iglesia recibe el dinero del IRPF: cada católico que marca la casilla de la Iglesia no aporta el ni un solo euro de su bolsillo al IRPF, sino que es el Estado el que cede el 0,7 de esos impuestos a la Conferencia Episcopal: el contribuyente da de este modo solo un 99,3 por ciento de sus impuestos a la Administración, y no el 100 por cien como el resto.

Sobrefinanciación
Pese a las críticas de la COPE, el Ejecutivo socialista dio, durante sus dos primeros años de gobierno, seis millones de euros más que durante el mandato popular. Al suprimir la asignación fija de 150 millones del IRPF, la Administración solo eliminará una sobrefinanciación de más de 40 millones de euros que ha tenido la Iglesia hasta ahora.
Responder


Posibles temas similares...
Tema / Autor Respuestas Vistas Último mensaje

Salto de foro:


Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)