Calificación:
  • 0 voto(s) - 0 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

la procesion va por dentro
#1

ARTÍCULOS DE OPINIÓN

*
*
MARC LLORENTE
03/04/2010




Gallinero Político PLURAL.COM

La procesión va por dentro

Semana de Pasión. La de Cristo y la de los ciudadanos. No sólo en estos días para la gente de a pie. Pero también la Justicia flagela a Jaume Matas por los presuntos delitos de corrupción durante su presidencia en la Comunidad Balear por el asunto del Palma Arena. Es decir, los supuestos sobrecostes en la construcción del velódromo que lleva la denominación de este caso. No nos sorprende. El enriquecimiento ilícito está a la orden del día. Incluso el lícito puede ser discutible muchas veces. Existen profesionales de la prevaricación, del cohecho, de la malversación de fondos y de la apropiación injusta

Pedir la eliminación de conversaciones telefónicas interceptadas es un primer paso para la anulación de posibles operaciones delictivas. A este señor le traen de cabeza el fraude fiscal, el pago con dinero público de la publicidad electoral del PP, la retirada de su pasaporte, comparecer cada quince días en el juzgado o el abono de una fianza de tres millones de euros para eludir la cárcel. Calderilla para las carteras de algunos. De todos modos, he ahí el Vía Crucis particular de la ambición, del egoísmo y de la altanería.

Bajos fondos de la política
La sombra de Rajoy anda cerca de esta oscura historia. ¿Regaló 5.000 euros mensuales a Jaume Matas a lo largo de casi un año cuando este personaje estaba en una empresa de EEUU? ¿Ha habido financiación ilegal del PP de las Baleares? La responsabilidad y la ilusión que generan los populares circulan por los bajos fondos de la política. La buena salud democrática exige talantes de esta especie. La estabilidad y el crecimiento lo piden. El coraje y la valentía llevan guantes blancos hechos en la sede de Génova 13.

El capirote de Mariano
Las grandes cualidades de un buen líder deben quedar expuestas por su capacidad para estas cuestiones. Es lo serio y lo que necesita España con Mariano Rajoy al frente de la poltrona. En mayor o menor grado, las corruptelas pueden anidar en cualquier sitio. Pero la envergadura y la resonancia de los espinosos acontecimientos que conciernen al Partido Popular se llevan el premio gordo. La Gürtel no se queda atrás. Es probable que el señor Rajoy haya ido con capirote en cualquiera de los desfiles procesionales que han tenido lugar en nuestro aconfesional Estado español. No es difícil imaginarle descalzo y con un par de cirios en señal de penitencia. Aunque la procesión vaya por dentro.

Pasteleos al desnudo
El pobre Rajoy no sabe, no contesta. Ante el pasteleo al desnudo que salta a la vista, el jefe de la tropa ya no pone las manos en el fuego por el ex presidente balear. Las tiene chamuscadas desde hace mucho tiempo. Se las lava, eso sí, le da un beso en la mejilla al imputado y le coloca una corona de espinas en la cresta. Imagínenle junto al Muro de las Lamentaciones al borde de un ataque de nervios. Si el lunes se levanta el secreto del sumario de la trama Gúrtel tendrá que administrarse unas cuantas tazas de tila. Viajará al monte Calvario y en el monte de los Olivos buscará el sendero de la glorificación. “Padre, perdona a ciertos jueces porque no saben lo que hacen”, podrá decir tal vez.

Púlpitos cavernarios
La arrogancia en un bien muy preciado en las gentes de la derecha extrema. El profesor Jesús Neira es otro oportunista como Juan José Cortes, el pastor evangélico convertido en asesor del PP para la tramitación del Código Penal. Ambos utilizan la desgracia para proyectarse y poner en juego una tragedia grotesca al estilo del comediógrafo Arniches. Lo de Neira es mucho peor y debería engrosar las páginas de la antología del disparate. Propone la ilegalización de los “enemigos” socialistas y nacionalistas, entre otros sesudos temas. Esto forma parte de uno de esos monólogos histriónicos que entran de lleno en el delirium tremens. No es que desde los púlpitos de la caverna abogue por una democracia económica y social en mejores condiciones. No. La borraría de un puntapié simplemente y volveríamos al garrotazo y tente tieso. Muy propio de los populares.

Ridícula artillería
La Constitución puede mejorar y tendría que ponerse en funcionamiento hasta sus últimas consecuencias. Otra cosa es calificarla de idiotez o de anormalidad democrática. El cívico profe parece alejarse de lo que fue el Movimiento Nacional y lo pone en un altar a la vez. Así que el terror es patrimonio de los “sinvergüenzas” socialistas y el pluralismo no deja de ser un tremendo error. España sin democracia es el jocoso libro de Neira, nombrado por Esperanza Aguirre como presidente del Consejo Asesor del Observatorio Regional de Violencia de Género. Una broma. Ana Botella lo expone muy claro. “Neira representa los valores que hay que exaltar en una sociedad”. Ya lo ven. El neofascismo va a bordo de acartonados tanques para arrasar con su gruesa artillería.

Las jaimitadas de Oreja
El eurodiputado Jaime Mayor Oreja cabalga, hace jaimitadas e intoxica nuevamente. Ese sumo sacerdote que pregona su credo con un micrófono y acusa al Gobierno de abrir una nueva negociación con ETA. Lo que no estaría mal es que cualquier forma de terrorismo dejara de existir, incluyendo toda clase de abusos de poder. Las ideas deben ser defendidas civilizadamente y la izquierda abertzale tiene que desmarcarse de la banda etarra con toda claridad. Así, ofrecer un proyecto por las vías políticas y pacíficas no puede ser nunca ilegítimo. Estemos a favor o en contra. El PP reza para que esto no se produzca jamás, ya que considera este tipo de idearios como una actividad terrorista.

Total impunidad
Los centuriones de la derecha extrema defienden al milagroso Aznar, el hombre que se quedó sin la costosa medalla del Congreso estadounidense. Era una cuestión de “interés público”. No sabemos aplaudir los heroicos intentos del que fue presidente por sacarnos del rincón de la historia. El Tribunal de Cuentas no debería investigar nada. Hágase una colecta para comprarle una medallita parecida. La austeridad que la disfruten los tontos. Feijóo desembolsa ciertos millones en remozar el parque móvil de la Xunta. La lideresa ha venido tirando la casa por la ventana en derroches publicitarios con el fin de premiar a los amigos de la Gürtel. Beneficiarse o beneficiar a los afines. O lo de la Consejería valenciana de Solidaridad y Ciudadanía al obligar a las ONGs a invertir el 1% de las subvenciones en una determinada empresa publicitaria. La impunidad sigue en órbita.

Marc Llorente es periodista y crítico de espectáculos
Otros artículos | Enviar Enviar | Imprimir
Responder


Posibles temas similares...
Tema / Autor Respuestas Vistas Último mensaje

Salto de foro:


Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)