Foros de Llastres

Versión completa: Las 10 estrategias de la manipulación mediática
Actualmente estas viendo una versión simplificada de nuestro contenido. Ver la versión completa con el formato correcto.
Páginas: 1 2
Las diez estrategias de la manipulación mediática
Noam Chomsky


<TABLE border=0 cellSpacing=0 cellPadding=0 width="100%"><TBODY><TR><TD class=pestanaclara align=middle><TABLE border=0 cellSpacing=0 cellPadding=0 width="99%"><TBODY><TR><TD class=antetitulo>Los diez axiomas del lingüística, más de actualidad que nunca</TD></TR></TBODY></TABLE></TD></TR><TR><TD class=Titular>Noam Chomsky y las 10 Estrategias de Manipulación Mediática</TD></TR><TR><TD vAlign=top><TABLE border=0 cellSpacing=0 cellPadding=0 width="100%"><TBODY><TR><TD vAlign=top>[Imagen: chomsky.jpg] </TD></TR><TR><TD bgColor=#ffffff align=middle><TABLE border=0 cellSpacing=0 cellPadding=0 width="98%"><TBODY><TR><TD class=textopequenyo vAlign=top align=right></TD></TR></TBODY></TABLE></TD></TR></TBODY></TABLE></TD></TR><TR><TD class=texto align=middle><HR align=center color=#a52b72 SIZE=2 width=470></TD></TR><TR><TD><TABLE border=0 cellSpacing=0 borderColor=#cccccc cellPadding=2 width="100%" align=center><TBODY><TR><TD><TABLE border=0 cellSpacing=0 cellPadding=0 width="98%"><TBODY><TR><TD class=texto2></TD></TR></TBODY></TABLE></TD></TR></TBODY></TABLE></TD></TR><TR><TD><HR align=center color=#cccccc SIZE=1 width=470></TD></TR><TR><TD></BOUCLE_SUJETS></TD></TR><TR><TD class=textopequenyo>13:25h. del Domingo, 27 de febrero</TD></TR><TR><TD>1. La estrategia de la distracción El elemento primordial del control social es la estrategia de la distracción que consiste en desviar la atención del público de los problemas importantes y de los cambios decididos por las élites políticas y económicas, mediante la técnica del diluvio inundación de continuas distracciones y de informaciones insignificantes. La estrategia de la distracción es igualmente indispensable para impedir al público interesarse por los conocimientos esenciales, en el área de la ciencia, la economía, la psicología, la neurobiología y la cibernética. ”Mantener la Atención del público distraída, lejos de los verdaderos problemas sociales, cautivada por temas sin importancia real. Mantener al público ocupado, ocupado, ocupado, sin ningún tiempo para pensar; de vuelta a granja como los otros animales (cita del texto ‘Armas silenciosas para guerras tranquilas)”.
2. Crear problemas y después ofrecer soluciones. Este método también es llamado “problema-reacción-solución”. Se crea un problema, una “situación” prevista para causar cierta reacción en el público, a fin de que éste sea el mandante de las medidas que se desea hacer aceptar. Por ejemplo: dejar que se desenvuelva o se intensifique la violencia urbana, u organizar atentados sangrientos, a fin de que el público sea el demandante de leyes de seguridad y políticas en perjuicio de la libertad. O también: crear una crisis económica para hacer aceptar como un mal necesario el retroceso de los derechos sociales y el desmantelamiento de los servicios públicos.
3. La estrategia de la gradualidad. Para hacer que se acepte una medida inaceptable, basta aplicarla gradualmente, a cuentagotas, por años consecutivos. Es de esa manera que condiciones socioeconómicas radicalmente nuevas (neoliberalismo) fueron impuestas durante las décadas de 1980 y 1990: Estado mínimo, privatizaciones, precariedad, flexibilidad, desempleo en masa, salarios que ya no aseguran ingresos decentes, tantos cambios que hubieran provocado una revolución si hubiesen sido aplicadas de una sola vez.
4. La estrategia de diferir. Otra manera de hacer aceptar una decisión impopular es la de presentarla como “dolorosa y necesaria”, obteniendo la aceptación pública, en el momento, para una aplicación futura. Es más fácil aceptar un sacrificio futuro que un sacrificio inmediato. Primero, porque el esfuerzo no es empleado inmediatamente. Luego, porque el público, la masa, tiene siempre la tendencia a esperar ingenuamente que “todo irá mejorar mañana” y que el sacrificio exigido podrá ser evitado. Esto da más tiempo al público para acostumbrarse a la idea del cambio y de aceptarla con resignación cuando llegue el momento.
5. Dirigirse al público como criaturas de poca edad. La mayoría de la publicidad dirigida al gran público utiliza discurso, argumentos, personajes y entonación particularmente infantiles, muchas veces próximos a la debilidad, como si el espectador fuese una criatura de poca edad o un deficiente mental. Cuanto más se intente buscar engañar al espectador, más se tiende a adoptar un tono infantilizante. Por qué? “Si uno se dirige a una persona como si ella tuviese la edad de 12 años o menos, entonces, en razón de la sugestionabilidad, ella tenderá, con cierta probabilidad, a una respuesta o reacción también desprovista de un sentido crítico como la de una persona de 12 años o menos de edad (ver “Armas silenciosas para guerras tranquilas”Wink”.
6. Utilizar el aspecto emocional mucho más que la reflexión. Hacer uso del aspecto emocional es una técnica clásica para causar un corto circuito en el análisis racional, y finalmente al sentido critico de los individuos. Por otra parte, la utilización del registro emocional permite abrir la puerta de acceso al inconsciente para implantar o injertar ideas, deseos, miedos y temores, compulsiones, o inducir comportamientos…
7. Mantener al público en la ignorancia y la mediocridad. Hacer que el público sea incapaz de comprender las tecnologías y los métodos utilizados para su control y su esclavitud. “La calidad de la educación dada a las clases sociales inferiores debe ser la más pobre y mediocre posible, de forma que la distancia de la ignorancia que planea entre las clases inferiores y las clases sociales superiores sea y permanezca imposible de alcanzar para las clases inferiores (ver ‘Armas silenciosas para guerras tranquilas)”.
8. Estimular al público a ser complaciente con la mediocridad. Promover al público a creer que es moda el hecho de ser estúpido, vulgar e inculto…
9. Reforzar la autoculpabilidad. Hacer creer al individuo que es solamente él el culpable por su propia desgracia, por causa de la insuficiencia de su inteligencia, de sus capacidades, o de sus esfuerzos. Así, en lugar de rebelarse contra el sistema económico, el individuo se auto desvalida y se culpa, lo que genera un estado depresivo, uno de cuyos efectos es la inhibición de su acción. Y, sin acción, no hay revolución!
10. Conocer a los individuos mejor de lo que ellos mismos se conocen. En el transcurso de los últimos 50 años, los avances acelerados de la ciencia han generado una creciente brecha entre los conocimientos del público y aquellos poseídos y utilizados por las élites dominantes. Gracias a la biología, la neurobiología y la psicología aplicada, el “sistema” ha disfrutado de un conocimiento avanzado del ser humano, tanto de forma física como psicológicamente. El sistema ha conseguido conocer mejor al individuo común de lo que él se conoce a sí mismo. Esto significa que, en la mayoría de los casos, el sistema ejerce un control mayor y un gran poder sobre los individuos, mayor que el de los individuos sobre sí mismos.
“Reproduzca esta información, hágala circular por los medios a su alcance: a mano, a máquina, a mimeógrafo, oralmente. Mande copias a sus amigos: nueve de cada diez las estarán esperando. Millones quieren ser informados. El terror se basa en la incomunicación. Rompa el aislamiento. Vuelva a sentir la satisfacción moral de un acto de libertad. Derrote el terror. Haga circular esta información”. Rodolfo Walsh


<HR align=center color=#cccccc SIZE=1 width=470></TD></TR></TBODY></TABLE><TABLE border=0 cellSpacing=0 cellPadding=0 width="100%"><TBODY><TR><TD class=pestanaclara align=middle><TABLE border=0 cellSpacing=0 cellPadding=0 width="99%"><TBODY><TR><TD class=antetitulo>Los diez axiomas del lingüística, más de actualidad que nunca</TD></TR></TBODY></TABLE></TD></TR><TR><TD class=Titular>Noam Chomsky y las 10 Estrategias de Manipulación Mediática</TD></TR><TR><TD vAlign=top><TABLE border=0 cellSpacing=0 cellPadding=0 width="100%"><TBODY><TR><TD vAlign=top>[Imagen: chomsky.jpg] </TD></TR><TR><TD bgColor=#ffffff align=middle><TABLE border=0 cellSpacing=0 cellPadding=0 width="98%"><TBODY><TR><TD class=textopequenyo vAlign=top align=right></TD></TR></TBODY></TABLE></TD></TR></TBODY></TABLE></TD></TR><TR><TD class=texto align=middle><HR align=center color=#a52b72 SIZE=2 width=470></TD></TR><TR><TD><TABLE border=0 cellSpacing=0 borderColor=#cccccc cellPadding=2 width="100%" align=center><TBODY><TR><TD><TABLE border=0 cellSpacing=0 cellPadding=0 width="98%"><TBODY><TR><TD class=texto2></TD></TR></TBODY></TABLE></TD></TR></TBODY></TABLE></TD></TR><TR><TD><HR align=center color=#cccccc SIZE=1 width=470></TD></TR><TR><TD></BOUCLE_SUJETS></TD></TR><TR><TD class=textopequenyo>13:25h. del Domingo, 27 de febrero</TD></TR><TR><TD>1. La estrategia de la distracción El elemento primordial del control social es la estrategia de la distracción que consiste en desviar la atención del público de los problemas importantes y de los cambios decididos por las élites políticas y económicas, mediante la técnica del diluvio inundación de continuas distracciones y de informaciones insignificantes. La estrategia de la distracción es igualmente indispensable para impedir al público interesarse por los conocimientos esenciales, en el área de la ciencia, la economía, la psicología, la neurobiología y la cibernética. ”Mantener la Atención del público distraída, lejos de los verdaderos problemas sociales, cautivada por temas sin importancia real. Mantener al público ocupado, ocupado, ocupado, sin ningún tiempo para pensar; de vuelta a granja como los otros animales (cita del texto ‘Armas silenciosas para guerras tranquilas)”.
2. Crear problemas y después ofrecer soluciones. Este método también es llamado “problema-reacción-solución”. Se crea un problema, una “situación” prevista para causar cierta reacción en el público, a fin de que éste sea el mandante de las medidas que se desea hacer aceptar. Por ejemplo: dejar que se desenvuelva o se intensifique la violencia urbana, u organizar atentados sangrientos, a fin de que el público sea el demandante de leyes de seguridad y políticas en perjuicio de la libertad. O también: crear una crisis económica para hacer aceptar como un mal necesario el retroceso de los derechos sociales y el desmantelamiento de los servicios públicos.
3. La estrategia de la gradualidad. Para hacer que se acepte una medida inaceptable, basta aplicarla gradualmente, a cuentagotas, por años consecutivos. Es de esa manera que condiciones socioeconómicas radicalmente nuevas (neoliberalismo) fueron impuestas durante las décadas de 1980 y 1990: Estado mínimo, privatizaciones, precariedad, flexibilidad, desempleo en masa, salarios que ya no aseguran ingresos decentes, tantos cambios que hubieran provocado una revolución si hubiesen sido aplicadas de una sola vez.
4. La estrategia de diferir. Otra manera de hacer aceptar una decisión impopular es la de presentarla como “dolorosa y necesaria”, obteniendo la aceptación pública, en el momento, para una aplicación futura. Es más fácil aceptar un sacrificio futuro que un sacrificio inmediato. Primero, porque el esfuerzo no es empleado inmediatamente. Luego, porque el público, la masa, tiene siempre la tendencia a esperar ingenuamente que “todo irá mejorar mañana” y que el sacrificio exigido podrá ser evitado. Esto da más tiempo al público para acostumbrarse a la idea del cambio y de aceptarla con resignación cuando llegue el momento.
5. Dirigirse al público como criaturas de poca edad. La mayoría de la publicidad dirigida al gran público utiliza discurso, argumentos, personajes y entonación particularmente infantiles, muchas veces próximos a la debilidad, como si el espectador fuese una criatura de poca edad o un deficiente mental. Cuanto más se intente buscar engañar al espectador, más se tiende a adoptar un tono infantilizante. Por qué? “Si uno se dirige a una persona como si ella tuviese la edad de 12 años o menos, entonces, en razón de la sugestionabilidad, ella tenderá, con cierta probabilidad, a una respuesta o reacción también desprovista de un sentido crítico como la de una persona de 12 años o menos de edad (ver “Armas silenciosas para guerras tranquilas”Wink”.
6. Utilizar el aspecto emocional mucho más que la reflexión. Hacer uso del aspecto emocional es una técnica clásica para causar un corto circuito en el análisis racional, y finalmente al sentido critico de los individuos. Por otra parte, la utilización del registro emocional permite abrir la puerta de acceso al inconsciente para implantar o injertar ideas, deseos, miedos y temores, compulsiones, o inducir comportamientos…
7. Mantener al público en la ignorancia y la mediocridad. Hacer que el público sea incapaz de comprender las tecnologías y los métodos utilizados para su control y su esclavitud. “La calidad de la educación dada a las clases sociales inferiores debe ser la más pobre y mediocre posible, de forma que la distancia de la ignorancia que planea entre las clases inferiores y las clases sociales superiores sea y permanezca imposible de alcanzar para las clases inferiores (ver ‘Armas silenciosas para guerras tranquilas)”.
8. Estimular al público a ser complaciente con la mediocridad. Promover al público a creer que es moda el hecho de ser estúpido, vulgar e inculto…
9. Reforzar la autoculpabilidad. Hacer creer al individuo que es solamente él el culpable por su propia desgracia, por causa de la insuficiencia de su inteligencia, de sus capacidades, o de sus esfuerzos. Así, en lugar de rebelarse contra el sistema económico, el individuo se auto desvalida y se culpa, lo que genera un estado depresivo, uno de cuyos efectos es la inhibición de su acción. Y, sin acción, no hay revolución!
10. Conocer a los individuos mejor de lo que ellos mismos se conocen. En el transcurso de los últimos 50 años, los avances acelerados de la ciencia han generado una creciente brecha entre los conocimientos del público y aquellos poseídos y utilizados por las élites dominantes. Gracias a la biología, la neurobiología y la psicología aplicada, el “sistema” ha disfrutado de un conocimiento avanzado del ser humano, tanto de forma física como psicológicamente. El sistema ha conseguido conocer mejor al individuo común de lo que él se conoce a sí mismo. Esto significa que, en la mayoría de los casos, el sistema ejerce un control mayor y un gran poder sobre los individuos, mayor que el de los individuos sobre sí mismos.
“Reproduzca esta información, hágala circular por los medios a su alcance: a mano, a máquina, a mimeógrafo, oralmente. Mande copias a sus amigos: nueve de cada diez las estarán esperando. Millones quieren ser informados. El terror se basa en la incomunicación. Rompa el aislamiento. Vuelva a sentir la satisfacción moral de un acto de libertad. Derrote el terror. Haga circular esta información”. Rodolfo Walsh

<HR align=center color=#cccccc SIZE=1 width=470></TD></TR></TBODY></TABLE>Noam Chomsky y las 10 Estrategias de Manipulación Mediática :: La República
1. La estrategia de la distracción El elemento primordial del control social es la estrategia de la distracción que consiste en desviar la atención del público de los problemas importantes y de los cambios decididos por las élites políticas y económicas, mediante la técnica del diluvio inundación de continuas distracciones y de informaciones insignificantes. La estrategia de la distracción es igualmente indispensable para impedir al público interesarse por los conocimientos esenciales, en el área de la ciencia, la economía, la psicología, la neurobiología y la cibernética. ”Mantener la Atención del público distraída, lejos de los verdaderos problemas sociales, cautivada por temas sin importancia real. Mantener al público ocupado, ocupado, ocupado, sin ningún tiempo para pensar; de vuelta a granja como los otros animales (cita del texto ‘Armas silenciosas para guerras tranquilas)”.


Tele 5; La sexta y el restu de televisiones, la tpa; Belén Esteban; Gran Hermano; Barça, Real Madrid, Oviedo, Sporting; el tiempu, los cuarenta principales, la selección; corazón, corazón; el bingo; los políticos en les celebraciones de jubilados, etc., etc., etc.
2. Crear problemas y después ofrecer soluciones. Este método también es llamado “problema-reacción-solución”. Se crea un problema, una “situación” prevista para causar cierta reacción en el público, a fin de que éste sea el mandante de las medidas que se desea hacer aceptar. Por ejemplo: dejar que se desenvuelva o se intensifique la violencia urbana, u organizar atentados sangrientos, a fin de que el público sea el demandante de leyes de seguridad y políticas en perjuicio de la libertad. O también: crear una crisis económica para hacer aceptar como un mal necesario el retroceso de los derechos sociales y el desmantelamiento de los servicios públicos.

Dejes a los arrastreros que acaben con toda la pesca del Cantábrico, cuando ya está en periodo de extinción, vas y pones más grandes les rules, o sea, las lonjas. Poco a poco va desapareciendo la pesca y con ello el sector pesquero, así como el que no quier la cosa. A continuación te la van calcando con facer el puertu más grande y dejando que amarren velerinos y yatucos. Como colofón te van diciendo que el pueblu tien futuro, ya somos ejemplarmente turísticos: total, a la chita callando, todos los jóvenes de menos de treinta y cinco años están fuera del pueblu donde nacieron, fuéronse como los pexes... Y el restu: jubilados, y otros, a puntu de selo
3. La estrategia de la gradualidad. Para hacer que se acepte una medida inaceptable, basta aplicarla gradualmente, a cuentagotas, por años consecutivos. Es de esa manera que condiciones socioeconómicas radicalmente nuevas (neoliberalismo) fueron impuestas durante las décadas de 1980 y 1990: Estado mínimo, privatizaciones, precariedad, flexibilidad, desempleo en masa, salarios que ya no aseguran ingresos decentes, tantos cambios que hubieran provocado una revolución si hubiesen sido aplicadas de una sola vez.

Enlazando con el punto anterior. El estatuto de los trabajadores, poco a poco ya no va servir ni para limpiar el culo; si quies trabayar vas a tener que pedir perdón antes de solicitar empleo; tendrás que firmar el finiquito antes de firmar el inicio al trabajo (se invierten los tiempos: primero el futuro a "largo" plazo y después el pasado ya lejano). Tendrás que sonreir y poner muy buena cara cuando terminas la jornada de doce horas aunque figures registrado con cuatro horas. Tendrás que echar grandes carcajadas a la hora de celebrar el simpático chiste del jefe cuando te diga: " Si no estás de acuerdo, ahí tienes la puerta, pues hay más de cuarenta esperando a la cola":meparto:
4. La estrategia de diferir. Otra manera de hacer aceptar una decisión impopular es la de presentarla como “dolorosa y necesaria”, obteniendo la aceptación pública, en el momento, para una aplicación futura. Es más fácil aceptar un sacrificio futuro que un sacrificio inmediato. Primero, porque el esfuerzo no es empleado inmediatamente. Luego, porque el público, la masa, tiene siempre la tendencia a esperar ingenuamente que “todo irá mejorar mañana” y que el sacrificio exigido podrá ser evitado. Esto da más tiempo al público para acostumbrarse a la idea del cambio y de aceptarla con resignación cuando llegue el momento.

"Cada vez somos más y no hay pa todos, tenemos que empezar a pensar en ser más solidarios para ver si podemos ir repartiendo los recursos" -nos van diciendo-, "La Sanidad ya no puede soportar tantos gastos, hay que ir quitando ambulatorios, que la gente no eche muchos días en el hospital, que no podemos hacer medicina preventiva. Debemos, también, ir pensando en ahorrar...para el mañana, aunque las cosas pueden cambiar; no hay que perder la fe, cuando no ye un cuponazo puede ser la primitiva, y habrá que ir pensando en un planucu de pensiones, Dios aprieta pero non afuega. La historia de la humanidad ye siempre la misma, no la vamos a cambiar ahora, ye cuestión de suerte, siempre hubo ricos y probes y siempre los habrá, es que si todos fuéramos iguales, el mundu non sería mundu" ¡Ya, manín, Sí por los cojones!
5. Dirigirse al público como criaturas de poca edad. La mayoría de la publicidad dirigida al gran público utiliza discurso, argumentos, personajes y entonación particularmente infantiles, muchas veces próximos a la debilidad, como si el espectador fuese una criatura de poca edad o un deficiente mental. Cuanto más se intente buscar engañar al espectador, más se tiende a adoptar un tono infantilizante. Por qué? “Si uno se dirige a una persona como si ella tuviese la edad de 12 años o menos, entonces, en razón de la sugestionabilidad, ella tenderá, con cierta probabilidad, a una respuesta o reacción también desprovista de un sentido crítico como la de una persona de 12 años o menos de edad (ver “Armas silenciosas para guerras tranquilas”Wink”.

Decíame un día un peluqueru de Xixón: "Mira, chavalín, voy date un consejín, Si yo fuera tú no dejaba que se me fuera esi pelín de la cabeza. Hay ahora unes pomades que te dejen como un cromu. ¡Fuera la preocupación de la incipiente calvicie!" A lo que yo respondí; "¿Tú crees que si Marlon Brando supiera que tienes estes pomades tan eficaces iba a quedase calvu...?" A lo cual, me respondió: "Esi babayu na mas que piensa en la mantequilla" ¡Ya, ya. los babayos somos nosotros que tragamos más mierda pa el cerebru que un retrete públicu, y encima no nos enteramos que tenemos el culo encima!
6. Utilizar el aspecto emocional mucho más que la reflexión. Hacer uso del aspecto emocional es una técnica clásica para causar un corto circuito en el análisis racional, y finalmente al sentido critico de los individuos. Por otra parte, la utilización del registro emocional permite abrir la puerta de acceso al inconsciente para implantar o injertar ideas, deseos, miedos y temores, compulsiones, o inducir comportamientos…

"-Manolo, ¿tú sabíes que tou son zancadilles pa la fía Pepote?
- No tengo ni idea de lo que me hables
- Sí, hombre, resulta que no dain la plaza de secretaria en el Ayuntamientu.
- ¿Y eso?
- Pues ye quei la dan a un "enchufáu" del País vascu
- Na, si ye lo que digo yo. Ye primero pa un etarra que pa una rapaza inteligentísima del pueblu
- Y tou ye porque el padre de esta nena tien muches perres, y claro, la puta envidia no los deja vivir a estos come mierda.
- Si tou ye igual. Aquí llega cualquier delincuente muertufame del extranjero y ponse les botes.
- Así va esti país, los del pueblu, que se jodan, y pa los de fuera un camin alfombrau y llenu de flores."

¿Hubo alguna reflexión en esta conversación? ¡Ninguna!
Los del marketing lo saben. Toquen la vena sensible emocional y así se forren, ganen elecciones, cometen tropelíes, y lo más grave: genérennos sentimientos xenófobos y de odio...Y mientras, Florentino, si soy del Real Madrid. ¡Ye tou un SEÑOR!

¡Mi pueblu y el miu fíu SON LOS MEJORES...!
7. Mantener al público en la ignorancia y la mediocridad. Hacer que el público sea incapaz de comprender las tecnologías y los métodos utilizados para su control y su esclavitud. “La calidad de la educación dada a las clases sociales inferiores debe ser la más pobre y mediocre posible, de forma que la distancia de la ignorancia que planea entre las clases inferiores y las clases sociales superiores sea y permanezca imposible de alcanzar para las clases inferiores (ver ‘Armas silenciosas para guerras tranquilas)”.



"- Maruja, ¿los tus nenos van de vacaciones a algún sitiu esti veranu?
- No, Pilar, Resulta que Ramón quedó en paro y está mediu depresivu porque no ye capaz de encontrar nada, ni aunque sea en el Ayuntamientu de peón de temporada. Yo sigo con esta mierda de trabayu, que aunque trabayo como una burra, por lo menos llevo pa casa seiscientos euros de mierda; pero la nena grande tendré que mandala a ver si vale pa fregar unos cacharros en algún bar, porque si no vamos pasales mas putes que caín. ¡Adonde coño van ir los mís fíos! Eso queda pa los de "Los Ramirez", que no yos falta nada. Colegios privados, Idiomas y vacaciones en Londres y EE.UU., chalés, coches y lanchuques de recreo a degüellu. Pa esos, cojones, ye la vida. Nosotros, a jodemos.

-Qué razón tienes, muyer. Bueno, anda, esperemos que esto cambie algún día. Aunque los probes, ya sabemos, tocamos jodemos. Unos nacen con estrelles y otros estrellados. Y lo que más me jode ye que luego de los fíos de los ricos dicen que son más inteligentes que los nuestros, Ya qusiera ver yo a les fíes de Los Ramírez fregando tou el veranu platos. Tendríen como la mío fía la inteligencia en el...eso, ahí."
8. Estimular al público a ser complaciente con la mediocridad. Promover al público a creer que es moda el hecho de ser estúpido, vulgar e inculto…


Efectivamente, hay que potenciar los coloquios absurdos; el "yo soy apolíticu". "A mí, llegando a fin de mes, los demás que se jodan".

Que uno está en paro: "ye que ye un vagu, lo que sobra ye trabayu".

"Aquél ye un explotador, y nosotros, callados; así, lo que facemos, ye mantener les injusticies".

"¡Qué va, hombre! lo que ye esi paisano ye un emprendedor y no somos capaces a reconocelo".

"Bueno, anda, la perrona pa tí".

"¿Cuántes garimbes tomaste hoy?"

"¡Puf! un montón".

¿Leíste algún libru esta semana?

Home, no me jodas, con echái un vistazu al `Marca` ya tengo la ración de cultura pa tou el día, y voy bien serviú".

Sigue así, que alguien se seguirá frotando les manes, y posiblemente llegues muy lejos...

Cuando uno no piensa, ni aprende, ni sabe; mejor para el que mediu sabe, no tiene conciencia y piensa en tener más y más...porque su ambición no tiene límites.

La verdadera riqueza del poderoso siempre ha sido conseguida gracias a la pobreza e ignorancia del que carece de todo.
9. Reforzar la autoculpabilidad. Hacer creer al individuo que es solamente él el culpable por su propia desgracia, por causa de la insuficiencia de su inteligencia, de sus capacidades, o de sus esfuerzos. Así, en lugar de rebelarse contra el sistema económico, el individuo se auto desvalida y se culpa, lo que genera un estado depresivo, uno de cuyos efectos es la inhibición de su acción. Y, sin acción, no hay revolución!


- No habría forma de que nos unieramos para hacer algo en común que nos beneficie a todos

- Yo creo que no, esto ye imposible cambialo. ¿crees tú que vamos a cambiar algo nosotros, tal y como están les coses? Yo creo que mejor nos dejamos de andar revolviendo la mierda, pues puede ser peor,

-¿Peor de lo que estamos? ¿No te das cuenta que tou dios nos está tomando el pelo? ¿Qué futuro de los cojones yos vamos dejar a los fíos?
¿ Van a estar toda la puta vida explotados?

- No, ho, les coses cambiarán, sino malo, hostia!

-¿Qué cres, que les coses cambien soles? ¡Y un cojón! Pa que les coses cambien hay que luchar; nadie lo regala. Pero bueno, mientras sigamos apijotados creyendo que esos cabrones que nos exploten pueden cambiar algún día de parecer, pues vale. Métite bien en la cabeza esa de serrín que tienes, que como no cojamos el toro por los cuernos o por los güevos; lo mismu me da que pienses lo que quieras, que como no actuemos juntos, de esta, no nos libra nadie (ni a los fíos nuestros si siguen siendo tan babayos como nosotros) de ser unos burrinos mientras las otras clases, porque ahora ya hay muchas con aspiraciones a llegar a la cúspide, nos seguirán pisando con su bota "la cabeza que no piensa".

La culpa de las injusticias es toda, en principio, del que la causa materialmente; pero si quien la padece se da cuenta de ello y no actúa, entonces ya entra en el círculo de los que coadyuvan a que esas injusticias se mantengan.
Páginas: 1 2